Articulos

El Sistema Vetiver y El Cambio Climatico

El cambio climático es un tema caliente y un montón de gente y diversas agencias están tratando de enfocarse en cómo adaptarse a los cambios que puedan ocurrir.
Sabemos que las temperaturas aumentarán, que los fenómenos climáticos tenderán a ser más intensos y que se añadirá más tensión a nuestros suelos y a los suministros de agua.
Vale la pena pensar en cómo podría ser la respuesta del Sistema Vetiver al cambio climático. El Sistema Vetiver podría ser el mejor amigo del hombre en la lucha contra algunos de estos problemas.

Sabemos que:

  • El Vetiver puede sobrevivir en los dos extremos de los gradientes de temperatura y precipitación.
  • El Sistema Vetiver es una solución de bajo costo al reducir el daño potencial de desastres y eventos extremos - prevención de deslaves, estabilización de tierras y control de erosión e inundaciones.
  • El Sistemas Vetiver va a reducir la intensidad de las inundaciones al disminuir el flujo del agua de lluvia en las pendientes y mejorar la recarga del agua en el sub-suelo.
  • El Sistemas Vetiver va a mejorar la calidad del agua al evitar el flujo de sedimentos y contaminantes hacia los ríos.
  • El Sistemas Vetiver va a proteger y reducir los costos de mantenimiento de estructuras como represas, canales, carretas, etc. - todos vulnerables al cambio climático.
  • El Sistemas Vetiver va a reducir la erosión y a conservar la humedad del suelo, lo que resulta en cosechas mejoradas.
  • El Vetiver capta grandes volúmenes del carbono atmosférico.

El Vetiver tiene potencial como fuente barata de combustible y energía.

Con el Sistema Vetiver tenemos una solución que ya existe, que ha sido probada y usada ampliamente, y que es fácil de entender y aplicar. La tecnología es de bajo costo e intensa en trabajo manual. El sistema proporciona una solución Ganar-Ganar. Se debe utilizar ampliamente, particularmente en las regiones tropicales y subtropicales. Como las temperaturas globales se incrementan, las zonas de aplicación podrían ser extendidas hacia las regiones con climas más templados en el futuro.

Dick Grimshaw - presidente de la Red Vetiver Internacional - www.vetiver.org.

Traducido del inglés al español por Joaquín Boehnert con una revisión del Prof. Oscar Rodríguez - Venezuela.
Foto: Protección de las encostas de una playa en Brasil con biomatas antierosivas y el Vetiver. Más información en - http://deflor.com.br/ - de la Empresa "DEFLOR - Bioenharia" - Minas Gerais - Brasil.

¿Qué es el Sistema Vetiver (SV)?

RAFAEL LUQUE M.

El Vetiver (Chrysopogon zizanioides) es una gramínea (pasto) que ha sido usado en la India  - de donde proviene -  para un sinfín de usos que van desde  la formación de barreras antierosión, alimentación  animal,  uso en áreas agrícolas para incrementar el rendimiento de otros cultivos, la extracción de aceites aromáticas para uso cosmético y medicinal, obtención de fibra para el techos y elaboración de artesanías. Durante siglos los agricultores hindúes han tenido en el Vetiver a un aliado de sus siembras para la preservación de suelos y aguas, el rendimiento de sus cultivos así como en la delimitación de sus parcelas. Es allí, en esa cultura de paciente y sabia observación en donde nacen las barreras vivas de Vetiver. Con el correr del tiempo su uso fue propagado cada vez más en regiones tropicales y sub- tropicales, particularmente en países colonizados por los ingleses en Asia, Africa, Oceanía y el Caribe. Se estima su llegada al país mediante el comercio que se realizaba con la isla de Trinidad por esa época a través de los ríos Orinoco y Apure.

 En 1.987 el Banco Mundial publica “Vetiver Grass:The Hedge against Erosion” con su correspondiente edición en español “Vetiver, la barrera contra la erosión” editada en Diciembre de 1.990; en donde reclama la atención de la comunidad universal sobre la necesidad de proteger a los suelos de la erosión, y promueve las bondades y propiedades de esta gramínea para tal fin. En épocas pasadas la pérdida de la capa arable provocó la extinción de civilizaciones enteras. Los Mayas de América Central son un ejemplo de ello, y Africa del Norte fue alguna vez “el granero del gran imperio romano”  cita Richard Grimshaw en el prefacio del referido manual. Posteriormente, en 1.983,  tras realizar estudios en más de 50 países de diferentes latitudes y características ecológicas, la Academia Nacional de Ciencias de Los Estados Unidos emitió un informe denominado “Vetiver Grass: A thin green line against the erosion” recomendando su uso.

A través del tiempo, los ingenieros han probado una amplia gama de plantas y gramíneas para la estabilización de taludes, consolidación de presas, tratamientos de aguas servidas, etc; con resultados variados e impredecibles, sin embargo el Vetiver ha pasado la prueba del tiempo por  cuanto reúne una serie de características fisiológicas, morfológicas genéticas y ecológicas que la hacen ideal para su uso en Bioingeniería; entre ellas podemos citar: Forma barreras densas y  permanentes (hay referencia de barreras que tienen más de cien años). Posee un sistema radicular masivo, resistente y profundo, con una resistencia equivalente a 1/6 de la del acero blando. Se adapta a diversos tipos de suelos, climas y condiciones. Tolera largas sequías e inundaciones. Es resistente a quemas y sobrepastoreo. Sobrevive en presencia de metales pesados, que lo hace viable como filtro biológico. Su alta capacidad para convertir Fósforo y Nitrógeno solubles, lo hacen una herramienta útil para controlar procesos de eutrofización (contaminación de aguas).

Malasia es el país pionero en la aplicación de Bioingeniería con Vetiver. En 1.908 lo sembraron para proteger unos taludes muy escarpados con logros por demás satisfactorios. Hoy se cuentan por decenas de miles los kilómetros de carreteras protegidos con el Sistema Vetiver (SV) en ese y otros países.  Australia  junto con Tailandia y China son por lo demás vanguardistas en investigaciones acerca de los usos del Vetiver en Bioingeniería y, obviamente, en la aplicación de esas tecnologías con amplia difusión y confianza. En Australia, por ejemplo, se ha desarrollado una ecuación para el diseño hidráulico de las barreras para el control de erosión en grandes ríos; mientras que en China se le está usando para la fijación de arena en desiertos sub-tropicales. En Tailandia han desarrollado muchas obras de Bioingeniería Vetiver  para la protección de infraestructuras, así como obras sociales. Tal es el caso del gasducto de Yadana, con una longitud de 238.5 Km,  en donde se aplicó el SV y se logró la total recuperación ambiental en escasos 2 años. Simultáneamente con la obra, se capacitaron a campesinos residentes del área en la elaboración de artesanías con la fibra.

En Latinoamérica, su uso ha venido creciendo considerablemente durante los últimos años. Venezuela, junto a El Salvador, Colombia y Brasil han implementado su uso en grandes obras de vialidad, hidráulicas, minería, mitigación de desastres, recuperación de suelos y aguas contaminadas por metales pesados, hidrocarburos y/o lixiviados con excelentes resultados, y a bajo costo.

Tres eventos de importancia, celebrados en la región, han motorizado la difusión del conocimiento de la tecnología asociada a su uso hoy denominada Bioingeniería Vetiver; y la propagación de su empleo en toda Latinoamérica: En 1.999, con el patrocinio del Banco Mundial, se celebró en El Salvador el “Taller de Bioingeniería para la construcción post huracán Mitch: Experiencias con el uso de Vetiver para la protección y estabilización de infraestructura” Posteriormente, en el 2.006 se celebra en Caracas la IV Conferencia Internacional de Vetiver con asistencia de más de 300 personas de los 5 continentes; y luego, en el 2010 en Chile; se llevó a cabo la I Conferencia Latinoamericana de Vetiver, y en Octubre 2.013 se celebró en Medellín, Colombia, la II Conferencia Latinoamericana.

Venezuela ha desarrollado además una amplia obra social mediante la formación de centenares de artesanos que usan las hojas y raíces del vetiver para elaborar más de 150 piezas utilitarias o decorativas como cestas, muebles, alfombras, lámparas, pesebres, réplicas de animales, etc. Las cuales tienen buena aceptación en el mercado por su belleza y calidad.

En Venezuela se acumula además una investigación relevante. El Prof. Oscar Rodríguez de la UCV ha realizado esfuerzos notables durante más de 15 años para promover el uso del Vetiver; ello le mereció ganar el 1er Premio en la Primera Conferencia Internacional de Vetiver, realizada en Tailandia en 1.996. Actualmente coordina la Red Latinoamericana de Vetiver. Otro promotor importante del uso del vetiver ha sido el también Prof. de la FAGRO/UCV Ing. Napoleón Fernández. Cabe destacar asimismo la labor desarrollada por el Prof. Gerardo Yépez Tamayo desde la Sociedad Conservacionista de Aragua y la coordinación de la red venezolana.

La empresa que presido ha establecido decenas de kilómetros de barreras de Vetiver y ejecutado diversos trabajos a empresas de reconocida trayectoria en el país. Podemos citar la protección de torres de transmisión eléctrica de CADAFE en márgenes de río, taludes escarpados y ambientes xerófitos; y la recuperación ambiental de la mina de Bauxita de la empresa CVG BAUXILUM, en la cual hemos estabilizado taludes de carreteras y diques de lagunas, establecido filtros de sedimentos y controles de erosión en cárcavas. Destacan también entre nuestros principales clientes PILPERCA, MOVILNET, SERLACA.

El Sistemas Vetiver (SV) es pues la aplicación de una serie de leyes de la ingeniería en diversas especialidades tales como: civil, agronómica, edafología, hidráulica, ambiental, etc; y no es sólo esto, es asimismo otras aplicaciones para captar gases de invernadero, responsables del calentamiento global del planeta; o la elaboración de biocombustibles mediante su biomasa, o etanol

Cuenta con el apoyo de una red mundial: The Vetiver Network (www.vetiver.org), organización presidida por la Princesa de Tailandia y co-presidida por científicos de primer nivel de Australia, Tailandia, Estados Unidos y China; y cuenta además con sus correspondientes redes locales (Venezolana, Latinoamericana, Asiática, del Pacífico, Africana, etc).

DIA MUNDIAL DEL AGUA

Rafael Luque M.
Vetiver Antierosión, C.A.
Venezuela

Desde 1983 en que la ONU dispuso conmemorar el 22 de Abril como el DIA MUNDIAL DEL AGUA para llamar la atención sobre la importancia de preservar este elemento de la naturaleza, vital en la existencia del planeta azul y de todos los seres  que la habitamos, han pasado muchos eventos en donde este elemento ha estado involucrado para el bien o para el mal de los seres humanos.

Tormentas de agua y nieve, huracanes devastadores, sequías prolongadas han causado grandes pérdidas de vidas humanas, de animales y vegetales.

Según UN-Water, el agua conforma el 80% de la masa del planeta; sin embargo, 663 millones de personas sobreviven sin el suministro de agua potable, 1.800 millones de personas usan una fuente de agua contaminada por material fecal, poniéndolas en riesgo de contraer cólera, tifus, o disentería. La falta de agua potable causa la muerte de unas 842.000 personas anualmente; esto sin cuantificar las muertes por inundaciones intempestivas o aludes causados por las lluvias.

Nuevamente planteo las posibilidades del vetiver para co ayudar en la solución de parte de la problemática con la que este elemento vital afecta al planeta y a sus habitantes. El vetiver (Chrysopogon zizanioides) bien pudiera ser una especie de panacea universal como la que buscaban los antiguos alquimistas. Esto más que una utopía, es una realidad probada, verificable y replicable en más de 100 países del mundo entero, ubicados entre el trópico y los subtrópicos, justo en donde la escasez o contaminación de las aguas es más grave.

Veamos los tres problemas más representativos asociados al agua y las posibilidades del Vetiver para actuar en su mitigación:

Escasez y sequía:

Bien conocido es el hecho de que la escasez de agua está íntimamente ligada a la deforestación de grandes áreas de bosques. Un programa de reforestación a gran escala, usando plantas nativas requiere de un elemento limitante: el factor tiempo. Establecer un árbol en cualquier región del planeta puede llevar entre 2 y 5 años, según sea la especie que se utiliza. Esto sin contar con las posibles muertes de las plantas por sequía durante su desarrollo o por incendios forestales. El uso del vetiver

para este fin reduce el tiempo de establecimiento a sólo 4 meses (en época de lluvias). A partir de ese lapso ya es capaz de sobrevivir a largas sequías e incendios forestales. Por otra parte con diseños apropiados de barreras se lograría captar aguas de escorrentía y conducirla a los acuíferos a través de sus raíces que motivaría el renacer de los nacientes de los ríos.

Las barreras, por lo demás, cumplirían con otras dos funciones vitales. 1: Evitarían la pérdida de suelos por erosión, elemento causante de la colmatación de los vasos de diques y lagunas, o disminución del cauce de los ríos, y 2: Propenden a la germinación de las semillas de árboles cercanos que son arrastradas hacia ellas por la acción del viento o por el transporte de aves o de algunos mamíferos; con lo cual resurgiría el bosque prístino sin intervención antrópica; como ocurrió en un talud que sembramos con vetiver en la mina de bauxita Los Pijiguaos, en Venezuela, tal como se evidencia en las fotos de abajo.

Tratamiento de aguas servidas:

La disposición de aguas servidas es otro de los graves problemas del hombre de hoy. Por una parte la falta de conciencia de millones de “ciudadanos del mundo civilizado” que mantienen los grifos abiertos mientras cepillan sus dientes, se afeitan, lavan sus manos; o bien quienes friegan sus ollas y vajillas  a chorro corrido, hacen de los 20 cms que median entre la llave y el inodoro, la zona de contaminación mas corta y abundante en los hogares de todo el mundo. Por otra parte, la falta de servicios colectores de aguas domésticas, agropecuarias o industriales terminan irrigando áreas de alta circulación humana o de animales, contaminando no solo a las personas, sino a suelos y cuerpos de aguas.

En las recomendaciones de la ONU, UN-Water comenta:

“Necesitamos aumentar la recolección y tratamiento de las aguas residuales y reciclarlas de una forma segura. Al mismo tiempo, necesitamos reducir la cantidad de agua que contaminamos y malgastamos para ayudar a proteger el medio ambiente y los recursos hídricos”.

“El Objetivo de Desarrollo número 6  de la ONU es garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos, incluye una meta de reducir a la mitad la proporción de agua dilapidada y aumentar su reciclaje”.

Es bien conocida la capacidad de algunas plantas vasculares para depurar aguas contaminadas mediante una técnica denominada fitorremediación, entre ellas el vetiver se destaca por su capacidad de absorber o transformar altos niveles de Nitrógeno y Fósforo, dos elementos con alta presencia en excretas humanas y de animales. Adicionalmente tiene la capacidad de absorber o reducir importantes cantidades de metales pesados como el Mercurio, Cadmio, Zinc, Plomo, Níquel y otros, además de hidrocarburos, presentes en aguas de desechos industriales o de algunas granjas. Por otra parte, con una adecuada siembra de barreras de vetiver pueden reducirse o eliminarse coliformes fecales como la E. coli. causante de enfermedades mortales.

La experiencia con vetiver en fitorremediación de aguas servidas o manejo de lixiviados es amplia a nivel mundial, y su aplicación es de muy bajo costo. Esta información puede ampliarse en www.vetiver.org.

Estabilización de Suelos y Control de Erosión:

La erosión hídrica causa graves problemas a los suelos y sus efectos están ligados a varios factores económicos y sociales. Los deslaves en las montañas causan desde pérdidas de vidas humanas y animales, hasta colapsos en infraestructuras viales, residenciales, agropecuarias; etc. La erosión laminar en campos de cultivos, menos perceptible por cuanto su accionar discurre lenta pero progresivamente, es la causante del empobrecimiento de los suelos, bajos rendimientos de las cosechas y, en consecuencia, la depauperación de los agricultores que finalmente conduce a la escasez de alimentos, hambre y miseria de los pueblos.

Es en el control de erosión y estabilización de suelos donde hay mayor experiencia a nivel mundial. Desde pequeños predios residenciales o agrícolas, hasta grandes obras viales, pasando por protección de diques, represas y lagunas; filtros de sedimentos, control de inundaciones o de erosión en pequeños y grandes ríos, etc. donde ha sido ampliamente empleado el vetiver para estos fines.

Gracias a las características fisiológicas y morfológicas que le permite a esta planta soportar condiciones adversas a la mayoría de las especies vegetales, que se ha venido usando exitosamente en suelos áridos, inundables, ácidos, alcalinos, sódicos, salinos. En climas con diferenciales de temperaturas superiores a 65º Celsius; en altitudes desde el nivel del mar hasta más de 3.000 metros. El vetiver es una planta que soporta el pisoteo, los incendios forestales, altos períodos de sequía o de inundación. Tiene un sistema de raíces fuertes y abundantes con una capacidad  de resistencia equivalente a 1/6 del acero blando (alambre). Con un follaje que por su densidad y fortaleza soporta altos flujos de agua  de escorrentía; además es maleable, por lo cual no le presenta resistencia al viento ni representa una carga al suelo durante la ocurrencia de tormentas.

La mayoría de los vetiverianos de la red latinoamericana a quienes va dirigido este artículo conocen de las propiedades de esta planta milagrosa y saben que todas y cada una de las cosas que aquí cito son ciertas y verificables por cualesquier institución científica, gubernamental, ONG’s, Organización Nacional, o Internacional. Hay suficientes obras realizadas alrededor del mundo y numerosísimos trabajos de investigación y publicaciones de resultados favorables sobre las posibilidades del vetiver en torno al agua. De hecho, la Tercera Conferencia Internacional (Mundial) deel 2.003 celebrada en Guangzou, China. Tuvo como nombre VETIVER Y EL AGUA. De modo pues que, como dije a los inicios, la panacea que antaño buscaron los alquimistas pudiera estar en el vetiver.

Siento que el problema de la masificación de su uso de la planta es la desinformación en las academias, y en los organismos e instituciones que tienen en sus manos las necesidades y los recursos. Frente a esto te pregunto a ti….. si a ti mismo que me lees con afán y entusiasmo: ¿Qué has hecho o que haces para llevar esta información a la mayor cantidad posible de personas e instituciones? Te sugiero qua a partir de hoy aportes una cuota de responsabilidad a la sociedad divulgando la existencia de la TVNI y su web. www.vetiver.org, toda una biblia en información sobre esta planta llamada “milagrosa” por el extinto Rey de Tailandia S.M. Adulyadej Bhumibol (QEPD)

Adelante, el camino es largo; pero como dice un proverbio chino: “Un camino de mil kilómetros comienza con el primer paso”. O bien como dijo el Poeta Antonio Machado: “Caminante no hay caminos, se hace camino al andar”….

Rafael Luque M.

Mail: vetiver.vzla@gmail,com     Skype: Luquevetiver   Tweeter: @Luquevetiver

Facebook: vetiver antierosion.   Whatsaap: +58416 6438446